• Carmen

ENDOMETRIOSIS e IBS (Síndrome del Intestino Irritable)



¿QUÉ ES LA ENDOMETRIOSIS?


La endometriosis es una afección ginecológica inflamatoria crónica que causa dolor e infertilidad importantes. Es sorprendentemente común y afecta a 1 de cada 10 mujeres durante sus años reproductivos y aproximadamente a 176 millones de mujeres en todo el mundo.


La endometriosis ocurre cuando el tejido que normalmente reviste el útero (conocido como endometrio) crece dentro y alrededor de otros órganos del cuerpo. Estos tejidos endometriales "extraviados" se conocen como "implantes" o "lesiones" endometriales. Los órganos afectados por la endometriosis incluyen los ovarios, las trompas de Falopio, el intestino, el revestimiento de la pelvis, el cuello uterino, la vagina, la vulva, los uréteres y la vejiga.


A medida que el tejido endometrial perdido se implanta y crece, continúa comportándose como lo hace dentro del útero: engrosándose, descomponiéndose y sangrando con cada ciclo menstrual. Pero debido a que el tejido no puede salir del cuerpo como lo hace la sangre menstrual normal, permanece atrapado en la pelvis donde causa irritación e inflamación en los órganos pélvicos circundantes. La presencia de tejido perdido también provoca la formación de cicatrices y adherencias "pegajosas" que unen los órganos pélvicos. Como resultado, las funciones corporales normales como ovular, tener relaciones sexuales e ir al baño pueden volverse extremadamente dolorosas y la fertilidad puede verse comprometida.



¿POR QUÉ?


Si bien se desconoce la causa precisa de la endometriosis, hay una variedad de factores que aumentan el riesgo de que las mujeres desarrollen esta afección. Conocidos como 'factores de riesgo', estos incluyen:

  • Antecedentes familiares de la afección.

  • Menstruación temprana (antes de los 11 años)

  • Menopausia tardía

  • Ciclos menstruales cortos (menos de 27 días)

  • Períodos menstruales largos y abundantes (más de siete días)

  • Nunca dar a luz

  • Peso corporal bajo

  • Niveles elevados de estrógeno

  • Anormalidades en el tracto reproductivo que impiden el paso normal del flujo sanguíneo menstrual fuera del cuerpo.



SÍNTOMAS


Existe una variedad de síntomas comunes asociados con la endometriosis. Éstas incluyen:

  • Períodos dolorosos

  • Dolor durante o alrededor de la ovulación

  • Dolor durante o después del sexo.

  • Dolor en la zona pélvica, la espalda baja o las piernas

  • Dolor al defecar o al orinar

  • Sangrado menstrual abundante o irregular

  • Distensión y malestar abdominal

  • Náusea

  • Fatiga

  • Hábito intestinal alterado (diarrea, estreñimiento o ambos)

  • Dificultad para quedar embarazada (infertilidad)

El tipo de síntomas de endometriosis experimentados varía según la ubicación del tejido endometrial perdido. La gravedad de los síntomas también varía de leve a grave, aunque la gravedad de los síntomas no es un buen indicador de la extensión de la afección, ya que las mujeres con síntomas leves pueden tener una enfermedad grave y las mujeres con síntomas graves pueden tener una enfermedad leve.



SUPERPOSICIÓN ENTRE IBS Y ENDOMETRIOSIS


A estas alturas, es posible que te estés preguntando por qué un blog prácticamente dedicado a la dieta FODMAP para el SII podría estar discutiendo la endometriosis.


¡Apunta!


Las dos condiciones comparten síntomas comunes (por ejemplo, hipersensibilidad visceral, hinchazón, diarrea o estreñimiento, dolor al defecar, náuseas y reducción de la calidad de vida). Esto dificulta la distinción entre las dos condiciones, lo que aumenta la posibilidad de un diagnóstico erróneo y / o un diagnóstico tardío.


Además, debido a que los síntomas gastrointestinales son comunes en la endometriosis, a menudo se usa una dieta baja en FODMAP para controlar estos síntomas.


Debido a estos síntomas superpuestos, se recomienda descartar la endometriosis antes de realizar un diagnóstico de SII en mujeres en edad reproductiva. Las señales de alerta que señalan la posible presencia de endometriosis incluyen:

  • Dolor durante o después del sexo.

  • Sangrado menstrual abundante o irregular

  • Dolor en la zona pélvica, la espalda baja o las piernas

  • Exacerbación de los síntomas intestinales con la menstruación.

  • Antecedentes familiares de endometriosis

  • Dificultad para concebir



DIAGNÓSTICO


La endometriosis es una afección sorprendentemente común que afecta a una de cada 10 mujeres. Aunque se dispone de tratamientos efectivos, los diagnósticos erróneos y tardíos son comunes.

Si sospechas que puedes padecer endometriosis, busca ayuda médica.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo