PROPOSITOS DE AÑO NUEVO


Iniciar desde cero siempre es emocionante y aún más emocionantes, si cabe, los propósitos de año nuevo.



Aunque sabemos bien que conforme pasa el tiempo la rutina nos absorbe y poco a poco nuestra increíble lista queda en el olvido, ese sentimiento de los primeros días de enero es indescriptible.


Tristemente menos del 10% de las personas cumplen todas las metas que se proponen para año nuevo.


Incluso, varios estudios indican que la mayoría de las personas repiten año tras año los mismos propósitos que tienen en su lista con el deseo de lograr alcanzarlos finalmente.


Por lo general, los deseos que colocamos en nuestra lista son poco realistas. Básicamente queremos cambios drásticos en muchos aspectos de nuestras vidas y … ¡de un momento a otro! ¡YA!


El típico propósito: adelgazar 5 kilos y hacer ejercicios 3 veces a la semana. Si los 5 kilos extras no los aumentaste en solo 2 semanas, no pretendas rebajarlos en ese tiempo. Al igual que si nunca has hecho ejercicios de forma regular, será muy difícil mantener una rutina de 3 veces a la semana.


Estas metas tan elevadas suelen ser las causantes de renunciar antes de tiempo, causarnos frustración y, en algunos casos, podemos llegar a sentirnos fracasados por no lograr nuestros propósitos.


Estamos iniciando un año nuevo. TODO UN AÑO... 365 días con sus días y sus noches.


Vamos allá ... Establece metas realistas que puedas cumplir a lo largo de ese año.


Los primeros 90 días utilízalos como el tiempo necesario para implementar cambios en tu vida, por ejemplo, si tu gran meta de este año es estar en una excelente condición física, los primeros 90 días son la etapa de adaptación. Comenzar a comer más saludable y dejar de lado la comida chatarra. Comenzar a hacer un poco mas de ejercicio probando diferentes cosas hasta encontrar esa que te apasione, puede ser natación, correr, ir al gimnasio o bailar en casa. (¡Me encanta bailar en mi casa cuando nadie me ve!)


El siguiente trimestre ya estás adaptado, ahora se trata de enfoque. ¿Cuántos kilos deseas perder para sentirte cómoda/o y feliz contigo misma/o? ¿Cuál es el plan alimenticio que vas a implementar y cuánto tiempo de ejercicio necesitas realizar durante ese trimestre o incluso durante los siguientes 6 meses para lograrlo?


El último trimestre del año es de mantenimiento. Debes mantener tu nuevo estilo de vida en la línea del tiempo y este es el trimestre para probarlo. De esa manera, te aseguras de haber realizado un cambio real y haber cumplido un propósito firmemente sin necesidad de que vuelva a ocupar espacio en tu lista año tras año.


Trabaja con este método cada una de tus metas.


Propóntelas. Cúmplelas. Mantenlas.




0 comentarios